2 jul. 2011

Deja que te cuente lo que estoy viviendo, como es despertar soñando con tu cuerpo y por las noches resignarme a estar sin ti. Fuiste tu mi calma cuando naufragaba, mi punto de partida y también de llegada, te fallé con mis errores así que, adiós.